Ejecutar el cambio energético, en Puerto Rico

El sistema eléctrico de Puerto Rico no es lo suficientemente robusto para satisfacer las necesidades del país. A más de un año del paso del huracán María, el sistema es poco confiable, vulnerable a interrupciones, costoso e impredecible.


Planes y propuestas de varios sectores, incluso el innovador proyecto de ley presentado esta semana por los senadores Larry Seilhammer y Eduardo Bhatia, coinciden en que el sistema debe de ser transformado para que sea más resiliente, dependa de energía generada a nivel del sistema de distribución por consumidores que produzcan energía (“prosumidores”) y utilice cada vez más energía de fuentes endógenas, la energía renovable, que eventualmente alcance el 100% de la producción.

Esto conlleva cambios abarcadores, que incluyen el remplazo de los cables a nivel de distribución por un sistema que resista los embates futuros de fenómenos atmosféricos. También, se debe procurar una red inteligente que provea para el monitoreo de información y control. Además, se necesita una transformación del sistema de generación para que se produzca energía lo más cerca posible de los puntos de uso y dependa cada vez más de la energía renovable producida por el consumidor.

Cálculos hechos por organizaciones en y fuera de Puerto Rico estiman que la cantidad de dinero necesaria para transformar el sistema energético sería de unos $17,000 millones. Esa cantidad es incosteable para un sistema como el nuestro que, además de su extremo deterioro, tiene una deuda de sobre $10,000 millones. De la citada deuda, al presente no se siente su impacto en las tarifas debido al proceso de bancarrota de la Autoridad de Energía Eléctrica en el foro federal, bajo el Título III de la Ley Promesa. No obstante, en los pasados meses se hizo púbico un posible acuerdo, dentro de los procesos de quiebra federal con los bonistas, que resultaría en un costo adicional inmediato de 2.64 centavos por kilovatio hora. El aumento representa cerca de un 12% del costo actual. Luego, tendría un aumento de 2.73 centavos por kilovatio hora en el año seis y de 2.87 centavos por kilovatio hora en el año 11. El costo, sin embargo, aumentaría a partir del año 12 hasta a un máximo 4.34 centavos por kilovatio hora.

Leer más…

 

 

425 Views