Puerto Rico, un paraíso para las ‘farmas’: el país engloba un 3% de la producción mundial

Compañías como Johnson&Johnson, Novartis o Pfizer han instalado plantas de producción en el país caribeño gracias a los incentivos fiscales aprobados por el Gobierno puertorriqueño.


Barceloneta es una localidad de 25.000 habitantes situada al norte de Puerto Rico. Tras sufrir una profunda crisis anterior a la década de los 60, el municipio consiguió reflotar su economía gracias al cultivo de piñas, ganándose el apodo de “Ciudad de las piñas”. El mote ha pervivido, pero la actividad agrícola ha pasado a un segundo plano. Los campos destinados a esta fruta tropical han dado paso a gigantes de la industria farmacéutica como Pzifer, AbbVie y Abbott.

La ciudad de Barceloneta es la viva imagen de un país que ha conseguido atraer a la industria farmacéutica y convertirse en uno de los mayores exportadores del mundo. Puerto Rico es el séptimo mayor productor de medicamentos de la Tierra, superando a países de la talla de India, Italia o Brasil. De hecho, el estado caribeño concentra un 3% de la fabricación a escala global, según los últimos datos publicados por el informe Top 100 Global Manufacturing Companies, elaborado por Euromonitor Internacional.

La importancia del sector farmacéutico en la economía puertorriqueña es vital. La grandes farma generan cerca del 25% del Producto Interior Bruto (PIB) del país, emplean a 18.000 trabajadores de forma directa y pagan cerca de 3.000 millones de dólares (2.500 millones de euros), más de un tercio de los ingresos que genera la Administración de la isla.

Leer más…

1 View